btn-gacetillas

×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Lunes, 23 Mayo 2016 18:59

UN PAÍS CONDENADO AL ATRASO (EL SINDICALISMO FEUDAL Y EL OLIGOPOLIO EMPRESARIO LO DEMUESTRAN)



Existe un refrán que afirma que lo importante es competir. Esta frase, hecha realidad, dice exactamente lo opuesto de lo que parece afirmar a primera vista. No habla del valor de ser competitivo, sino que relativiza la importancia de tener éxito en lo que hacemos. Sería algo así como:» no importa ganar, lo importante es participar». En la Argentina esta idea de que la competencia es mala(incluso la más sana), es algo que inculcamos a nuestros niños desde la más temprana edad.. NOS HORRORIZAMOS SI NUESTROS HIJOS MUESTRAN CUALQUIER ESBOZO DE ESPÍRITU COMPETITIVO. Pero eso no es así en todas la culturas. .Hay otras que glorifican ese fuego sagrado…Esta manera de pensar la competencia termina permeando todos los aspectos de la vida, incluyendo la manera que se hacen los negocios.. Así, construimos una economía concentrada y CORPORATIVIZADA en la que los lazos entre competidores son mucho más fuertes que sus oposiciones. Enfrente, los sindicatos controlan directamente ciertos negocios, o prefieren acordar con los oligopolios antes que usar la competencia entre empleadores para mejorar las condiciones de sus representados. En un esquema así, EL QUE SIEMPRE PIERDE ES EL CONSUMIDOR, incapaz de encontrar una brecha en el monolítico armado oligopólico que EMPRESARIOS Y SINDICALISTAS APUNTALAN. No hay mayor ni mejor fuerza de cambio e innovación que la competencia. Y tampoco mayor poder para mantener a raya a los empresarios y forzarlos a hacer lo que en Argentina GENERALMENTE PREFIEREN EVITAR: «TOMAR RIESGOS Y ESFORZARSE POR DAR PRODUCTOS Y SERVICIOS CADA VEZ MEJORES.
El enorme empuje de la disrupción tecnológica promete ROMPER este desigual equilibrio de fuerzas DEVOLVIENDO PODER A LOS USARIOS. Pero el proceso no es sencillo: las resistencias son grandes, así como también las presiones. Un ejemplo de estas luchas. Hace unos meses el BCRA tomó la obvia decisión de impulsar que los resúmenes bancarios no se envíen más por correo en papel sino en versión digital. La reacción no se hizo esperar. Ante la presión del sindicato de carteros, el Banco Central retrocedió y propuso la implementación de esta medida obvia…¡¡¡ Si se hubieran dado cuenta a tiempo, tal vez podrían haber logrado que directamente se prohíba el uso del e-mail l!!!..Todos los habitante de las grandes ciudades saben que el transporte público tiene un nivel pobre, en buen medida por la falta de competencia.. El desembarco de UBER fue la chispa que hizo explotar este rubro. El nuevo jugador irrumpe con las últimas tecnologías para luchar por un servicio discutible…Los usuarios decidirán finalmente. Pero en nuestro país por ahora será difícil porque los empresarios y sindicalistas actúan concertadamente para impedirlo. Pero tarde o temprano la tecnología logrará su propósito. Pero lo que por ahora se ve en los dos ejemplos citados es la raíz de la cultura Argentina de estos últimos 60 años que se resume de este modo: « SEA COMO SEA, LO IMPORTANTE NO ES COMPETIR».. Como dijimos estos dos ejemplos puntuales son LA PUNTA DEL ICEBERG DEL CAMBIO QUE VIENE. Otros cambios más disruptivos aún nos esperan, como los vehículos autónomos y las inteligencias artificiales, que ya asoman en el horizonte. Ante el avance de las nuevas tecnologías, podemos intentar demorar y defender el esquema oligopólico existente y los precarios empleos del siglo XX que genera. O atrevernos a pensar cómo esas nuevas herramientas tecnológicas abren la puerta tanto a reducir los abusos y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos como inventar los nuevos trabajos del siglo XXI.


Copyright 2013 La Verdad Funense  | Tel: 493-2595

JoomShaper